Las vitaminas que nuestro rostro necesita

Cómo seleccionar el mejor sérum de vitamina C para tu piel

Cada persona presenta unas características concretas en la piel, por lo que es conveniente saber seleccionar el mejor producto con vitamina C

La vitamina C es uno de los micronutrientes más importantes para la salud. Entre sus funciones destaca el cuidado de la piel, por lo que son numerosos los sérum y cosméticos que incorporan este micronutriente entre su fórmula.

Entre otras cosas, la vitamina C ayuda a combatir los radicales libres que causan daños oxidativos en la piel. Pero además, contar con unos niveles óptimos de esta vitamina también estimula la producción de colágeno, siendo esta sustancia fundamental en la salud de la piel.

El colágeno ayuda a mantener la piel elástica, saludable y tersa. Si bien, gracias a esta sustancia la piel tiene capacidad de cicatrización. Pero el cuerpo no siempre tiene la misma capacidad de producir colágeno, es algo que se va deteriorando con el envejecimiento.

Por ello, tener unos valores óptimos de vitamina C se verá reflejado en una mayor producción de colágeno por parte del organismo y por tanto con una piel más saludable.

Mejores sérum para la piel
Cada piel tienen unas características concretas, por lo que es necesario seleccionar bien productos cosméticos o sérum a aplicar en función de las necesidades cutáneas.

Un sérum facial es un producto caracterizado por su alta concentración de ingredientes activos y la rápida absorción y penetración en la piel. En función de la composición de éstos puede llegar a capas más profundas de la piel. Además, los sérum tienen un acabado no graso que permite la posterior aplicación de tratamiento cosmético.

Así, desde ‘Vogue’ ofrecen una serie de consejos para seleccionar el sérum con vitamina C más adecuado en relación a las necesidades de cada piel.

La piel no solo envejece debido a la edad, ya que hoy otros factores externos que también influyen en el deterioro cutáneo; como el sol, la contaminación o el tabaco. Una opción eficaz es la vitamina C pura, siendo un elemento perfecto para combatir los signos del envejecimiento.

Tres usos de la vitamina C para la piel facial
No obstante, es conveniente tener en cuenta que no todos los cosméticos con vitamina C son iguales ni actúan de la misma manera en la piel. Un detalle importante es que cualquier sérum o cosmético a base de esta vitamina deber estar formulada con un ‘pH’ por debajo de 3.5 y una concentración entre un 10 y un 25 por ciento.

Estos son los tres usos más comunes de sérums con vitamina C:

Vitamina C para combatir los signos del envejecimiento de forma global. Es cuando la piel ofrece pérdida de luminosidad, aparición de arrugas o líneas de expresión y pérdida de firmeza. En estos casos es conveniente apostar por sérum que combinen vitamina C y ácido ferúlico.
Para prevenir y tratar manchas. En pieles con tendencia a hiperpigmentación o aparición de manchas, es conveniente el uso de sérum o cosméticos compuestos por vitamina C y Phloretina. Ayudará a una mayor velocidad en la regeneración celular y ayudará reducir arrugas y líneas de expresión.
Vitamina C para tratar pieles grasas o con tendencia al acné: En estos casos es ideal utilizar compuestos que combinen esta vitamina con la silimarina. Minimiza la apariencia de los poros, mejora la textura y protege frente a los factores medioambientales. Por otra parte, aporta luminosidad y combate los signos del envejecimiento.